La horticultura: un mercado al que satisfacer

Un mercado siempre más exigente y la necesidad de producir alimentos de calidad, hace que los agricultores tengan la necesidad de requerir medios técnicos eficaces y en grado de responder a un consumo creciente sin comprometer la salud de los consumidores y el medioambiente.

La importancia de la producción hortofrutícola en Italia

Según los datos recogidos por Eurostat, Europa (28 países) en 2018 ha producido alrededor del 12% de la producción mundial hortofrutícola (47,9 millones de toneladas de fruta y 57,8 millones de hortalizas). España e Italia son los mayores productores del sector hortícola europeo (9,8 y 6,9 millones de toneladas respectivamente); estos dos mercados representan aproximadamente el 34% de la producción total europea (46,8 millones de toneladas).

Siempre en el 2018 en la UE, el tomate ha sido la hortaliza más producida (16,7 millones de toneladas), seguido por la cebolla (6,3 millones) y la zanahoria (5,3 millones de toneladas). Respecto a la fruta, España (14,2 ton) está siempre en cabeza, seguida de cerca por Italia (10,5 ton) y Polonia (5,84 ton)1.

Italia, junto a España, es el principal productor y exportador de frutas y verduras en Europa. Gracias a la diversidad climática a lo largo de todo el País, presenta una amplia gama de productos; muy reconocida por el cultivo tradicional de manzana y pera en zonas templadas, es conocida por ser gran productora de drupáceas además de hortalizas de elevada calidad como el tomate y la berenjena.

[1] Fonte European Statistics Handbook – FRUIT LOGISTICA 2019 consultato il 10/03/2021

Image
Tabla 1: sistemas de producción de referencia. Fuente Ismea

En los últimos años (2014-2018) nuestro País ha producido hasta 10 millones de toneladas de fruta y 7 millones de toneladas de hortalizas. Un tercio de la fruta y el 12% de las hortalizas, se destinan cada año a la exportación (Alemania, Francia y Austria como destinos principales). El 15% de la producción de hortalizas se destina a la exportación extracomunitaria. Italia, en efecto, es el noveno exportador de hortalizas frescas, con 1,5 millones de Euros alcanzados en 2018 y representados por tomates, lechugas (particularmente IV gama) y brasicáceas como cultivos principales.
(Fuente: elaboración Ismea a partir de datos de UN-Comtradi ITC)

Image
Gráfico 1: evolución de la producción (ton) y de la superficie (ha). Fuente Ismea a partir de datos Istat
Image
Gráfico 2: % producción y superficie

Por otra parte, considerando el valor de las exportaciones de hortalizas transformadas, Italia ocupa el 4ª puesto con 2,2 millones de Euros en 2018 y un 2,4% de crecimiento anual entre el 2014 y el 2018. En este caso, los productos más representativos son los derivados de la pulpa y pelados (42%) así como las salsas y concentrados (29%). Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Japón son los países donde se concentra mayor exportación.(Fuente UN-Comptrade ITC)

Cerea FCP para una horticultura de calidad

La gama de productos elegida para la producción de hortalizas engloba cuatro grandes categorías: minerales y órgano-minerales microgranulados, órgano-minerales granulados, microelementos en polvo y líquidos, así como bioestimulantes.

  • Power: la línea Power se caracteriza por las formulaciones en formato microgranulado (0,7-1,7 mm ó 1-2 mm) de abonos minerales y órgano-minerales. Esta familia ofrece un amplio rango de productos que pueden ser empleados en agricultura ecológica y en convencional. Su granulometría permite su empleo durante la fase del trasplante, directamente en contacto con la plántula o, en el caso de la patata, en contacto directo con la semilla o el tubérculo de partida (técnica starter) no comportando fitotoxicidad. Consiente, además, la reducción de la dosis de aplicación respetando el medioambiente.
  • Fert y Fert Premium: gama de productos órgano-minerales en formato granulado que contienen matrices orgánicas de elevada calidad y alto valor nutricional. Incluyen ácidos húmicos que actúan en el terreno aumentando la movilidad y la absorción de los elementos nutritivos. La sustancia orgánica presente en esta línea enriquece el suelo mejorando su estructura. Además, en el interior de la línea Fert Premium, el potasio presente en las formulaciones proviene del Sulfato de potasio, ideal en aquellos cultivos sensibles a la presencia de cloro.
  • Reactive: esta familia está compuesta por productos líquidos y en polvo ideales en tratamientos foliares que por fertiirrigación. Caracterizados por la presencia de meso y microelementos, permiten prevenir daños debidos a carencias nutritivas consintiendo una nutrición equilibrada para las plantas. Asimismo, algunos de los productos presentes en esta línea, además de estar permitidos en agricultura ecológica, contienen ácidos carboxílicos o ácidos húmicos/fúlvicos que consienten vehicular los nutrientes aumentando su absorción.
  • Futura: línea de productos líquidos con contienen sustancias activas orgánicas con acción estimulante. Activan los procesos fisiológicos y las defensas naturales de la planta, favorecen el crecimiento de las raíces aumentando, de consecuencia, la absorción de los nutrientes y ayudan a las plantas a afrontar las situaciones de estrés abiótico. Los bioestimulantes de la familia Futura contienen aminoácidos, extractos de algas y ácidos húmicos/fúlvicos.

Pruebas en campo en patata “novella di Siracusa”

En la provincia de Siracusa se produce la Patata Novella di Siracusa, patata típica siciliana que forma parte del P.A.T. (productos alimenticios tradicionales). Se trata de una patata con una pulpa de pasta amarilla, piel lisa y sutil de color amarillo claro y con una forma oval-alargada de medio-grande tamaño. El rendimiento medio de este producto está alrededor de los 330 q/ha, cuyo ciclo productivo va desde noviembre (siembra) hasta marzo (recolección).

Durante la campaña agrícola 2019-2020 se ha llevado a cabo una prueba en campo con el fin de evaluar dos productos de la gama Cerea FCP:

  • Super Power Extra, micro-granulado de la familia Power
  • StimUp, un bioestimulante de la línea Futura

Descripción de los productos:

Super Power Extra, abono mineral NP complejo en formato micro-granulado (0,7-1,7 mm), se caracteriza por su alto contenido en fósforo soluble y una relación 1:3 de nitrógeno (amoniacal) y fósforo. El producto se aplica directamente en la fase de siembra, en contacto con la semilla.
Además, Super Power Extra contiene Calcio, Boro, Hierro y Zinc, fundamentales en las primeras fases de desarrollo de la planta.

StimUp es un bioactivador de la rizosfera a base de ácidos húmicos y fúlvicos con bajo peso molecular. Actúa estimulando la producción natural de sustancias hormonales, aumentando la división celular de los meristemos apicales y favoreciendo el desarrollo radicular, así como la tuberificación.

Materiales y métodos

  • Finca en zona Porto Commerciale Augusta
  • Superficie: 1 ha
  • Época de siembra: noviembre 2019
  • Conductibilidad eléctrica y pH del agua de riego: 1800 µS/cm, pH 7.3
  • Dureza media del agua: 120-150 ºF
  • Valor medio Na > 300 mg/l, valor medio de bicarbonato > 200 mg/l

 Tratamientos:

Test Cerea FCP:

  • Abonado de base con órgano-mineral con un alto título de fósforo
  • Abonado localizado con Super Power Extra 40 kg/ha
  • StimUp a la siembra a 100 ml/hl
  • StimUp foliar a 100 ml/ha en fase de diferenciación de tubérculos

 Testigo:

  • Abonado de base con un órgano-mineral con un alto título de fósforo
  • Fertiirrigación con Splinker con el empleo de bioestimulantes (algas y ácidos húmicos)

El 21 de febrero de 2020 se realizaron muestreos (se extirparon dos plantas para cada prueba) dando los siguientes resultados presentes en la tabla 2.

Image
Tabla 2: resultado de los datos obtenidos
Image
Figura 1: parcela protocolo nutricional Cerea FCP (foto 21/02/2020)
Image
Figura 2: parcela protocolo nutricional testigo (foto 21/02/2020)
Image
Figura 3: desarrollo raícesCerea FCP
Image
Figura 4: desarrolo raíces en el testigo

En la prueba con el protocolo Cerea FCP se ha podido apreciar un óptimo desarrollo radicular, con mayor crecimiento de pelos absorbentes además de una cantidad mayor de tubérculos (10 + 4) a pesar de que el calibre y el peso no eran del todo homogéneos. En cuanto al aparato foliar, independientemente de los fenómenos de heladas matutinas sufridas, se ha desarrollado en manera equilibrada, con un porte de planta más globoso y compacto, un limbo foliar espeso y de color verde intenso, así como un tallo de mayores dimensiones.

En el caso del testigo, el aparato radicular se ha desarrollado bien, aunque la presencia de pelos absorbentes era menor pero los tubérculos, aunque en cantidad menor (9 + 1), eran uniformes y con pesos homogéneos. El aparato foliar ha tenido un óptimo crecimiento, aunque el porcentaje de hojas dañadas por el hielo era ligeramente mayor respecto a la prueba Cerea FCP: También la sección del tallo presentaba un desarrollo menor y el porte de la planta era más abierto y menos compacto, con láminas foliares de espesor normal y coloración regular.

El 09/04/2020 se ha llevado a cabo la recolección. También en este momento se han realizado muestreos (parcela de 10 m2) y se han recogido los siguientes datos:

Image
tabla 3: datos recogidos durante la recolección de la prueba Cerea FCP y el testigo
Image
Figura 5: cosecha Cerea FCP
Image
Figura 6: cosecha testigo

Conclusiones

Los datos recogidos y las observaciones llevadas a cabo directamente en campo, muestran que las plantas con el protocolo Cerea FCP, abonadas con Super Power Extra y tratadas con StimUp, han desarrollado más su aparato radicular dando lugar a una planta más grande y compacta. Los tubérculos cosechados han dado pesos mayores y un calibre homogéneo. A pesar de que el descarte ha sido ligeramente más alto respecto al testigo, el rendimiento por hectárea comercializable ha sido más elevado gracias a la aplicación de StimUp durante la fase de diferenciación, lo cual ha favorecido un alargamiento de los tubérculos permitiendo una reducción ulterior del descarte. Además, la planta ha sufrido menos el estrés causado por las heladas, mostrando un daño menor y una recuperación más rápida en comparación con el testigo.

La prueba evidencia como un abonado correcto a la siembra (starter en el surco) y el empleo de un producto bioestimulante en el desarrollo radicular promueve: un crecimiento homogéneo, una mayor resistencia de la planta, un aumento de la diferenciación de los tubérculos y un rendimiento cualitativo y cuantitativo por hectárea mayor.

Agricultura ecológica: nuevos desafíos para el futuro

La estrategia europea “Farm to Fork” tiene como objetivo reducir al 50% el empleo de agrofármacos, disminuir al 20% la utilización de fertilizantes químicos y, al mismo tiempo, aumentar la superficie agrícola utilizada (SAU) destinada a la producción ecológica.

La agricultura ecológica en Italia

El Informe 2020 del Sinab (Sistema de ingformación nacional sobre la agricultura ecológica) releva un aumento del terreno destinado al cultivo ecológico del 2% respecto al 2019. Italia alcanza así, en los últimos 10 años, 1.993.236 hectáreas representando un aumento del 79%, con un número de operadores igual a 80.643 y un incremento del 69%. Sólo en el 2019 la incidencia del ecológico en nuestro país ha llegado al 15,8% de la SAU nacional. Estos datos confirman no sólo la importancia de las producciones en ecológico, sino también una posición de Italia sobre la media europea (nel 2018 igual al 8%).

Los cultivos que representa más del 60% de la producción ecológica en nuestro país se dividen principalmente en 3 grandes categorias: prados para pastos (551.074 ha), cultivos forrageros (396.748 ha) y cereales (330.284 ha). No de menor importancia las superficies invertidas en ecológico de olvar (242.708 ha) y viñedo (109.423 ha).

Entre las regiones con el número más elevado de operadores en ecológico encontramos Sicilia con 10.569 unidadesl, seguidas de Calabria con 10.576 unidades y por último Puglia, con 9.380 unidades. Otras Regiones como Marque y Veneto han registrado un aumento en el último año del 32% y el 13% respectivamente.

También el consumo de los productos ecológicos ha mostrado un incremento del 4,4% superando los 3,3 billones de euros (fuente ISMEA). Los productos principales son aquellos del mercado freesco: hortalizas (+7,2%) y fruta (+2,1%), Además, durante el lockdown, ha habido un notable aumento de la compra de harinas ecológicas del 92%.

Es evidente por tanto, la tendencia hacia otra concepción en la producción de alimentos, que se refleja de consecuencia también en la industria de la producción de fertilizantes.

Con el fin de contribuir al logro de los objetivos definidos por la UE, Cerea FCP quiere contribuir ofreciendo a los agricultores una gama de productos para el cultivo ecológico. Gracias a nuestra actividad interna de Investigación y Desarrollo, hemos trabajado intensamente para obtener formulaciones eficaces, registradas en ecológico, que garanticen una nutrición vegeta de altísimo nivel.

Cultivar bien para comer mejor

La línea de productos ecológicos desarrollada por Cerea FCP comprende productos divididos en tres grandes categorias: granulados/pellet, microgranulados y líquidos:

- Organic: es el nombre que hemos dado a nuestra familia de productos granulados permitidos en ecológico. Al interior de esta gama hemos desarrollado formulaciones orgánico-minerales y orgánicas, de alta calidad e ideales para el abonado de fondo y cobertera de todos los cultivos.

Se caracterizan por la presencia de nitrógeno orgánico de origen biológico que garantiza la lenta liberación de este elemento en el terreno, evitando pérdidas de lixiviación con un aporte continuado en el tiempo. Además, proporcionan sustancia orgánica y microorganismos que enriquecen el suelo y mejoran su estructura.

- Power: en esta línea encontramos productos permitidos en agricultura ecológica. Se trata de formulaciones orgánico-minerales a base de materias primas de alto valor cualitativo y en formato en microgránulos, preparados para ser utilizados en pequeñas dosis y aplicar la técnica starter a la siembra o al trasplante. Son productos caracterizados por una granulometría considerablemente menor respecto a otro granulados, permitiendo su aplicación directamente a la siembra y a bajas dosis sin crear fitotoxicidad.

- Futura: esta familia está formada por productos eespeciales, principalmente líquidos, que desempeñan una acción estimulante en el interior de la planta. Formulaciones a base de meso y microelementos unidos a moléculas naturales (aminoácidos y ácidos húmicos por ejemplo), que estimulan los procesos fisiológicos naturales de las plantas, promoviendo su crecimiento y productividad, aumentando su tolerancia a las situaciones de estrés abiótico e incrementando la eficiencia del uso de los fertilizantes (producir más alimentos empleando menos recursos).

Proyectos que hablan de nosotros

A través de tesis de graduación o proyectos con la Universidad e Institutos Técnicos, los productos de cerea FCP se proponen en la realización de distintas pruebas, gracias a las cualq es tenemos también la posibilidad de evaluar, una vez más, la eficacia y el empleo de nuetras fromulaciones.

En este caso os mostramos la tesis de una alumna del Instituto Agrícola con sede en Buttapietra (VR) durante la campaña 2019-2020. El producto estudiado ha sido Power BioAger, formulación orgánico-minerla microgranulado permitido en agricultura ecológica. Se trata de una prueba llevada a cabo en un campo de trigo duro ecológico en Asparetto de Cerea (VR). La finca se ha dividido en tres áreas donde se han efectuado tres tipos de abonado. Dos han sido abonadas aplicando la técnicas Starter: método que permite poner en contacto directo la semilla con el fertilizante. Esto es posible porque los pesos específicos de la semilla y el microgránulo son muy parecias, garantizando homogeneidad entre la cantidad de semillas y de fertilizante aplicada.

Image
Figura 1: subdivisión de la finca en estudio

A la izquierda en verde, está represendado el Test 1 donde se ha hecho una siembra directa con una dosis de 100 kg/ha de power BioAger.

La zona azul representa el Testigo que sigue el protocolo típico de la finca (sin abonado de fondo/siembra).

Por último el área roja a la derecha representa el Test 2, es decir, siembra directa con 50 kg/ha de Power BioAger.

Image
Figura 2: llenado de la tolva con la mezcla de semilla y el microgranulado Power BioAger
Image
Figura 3: abonado starter a la siembra

Anteriormente se ha realizado un análisis del terreno a través de un laboratorio acreditado que ha mostrado los siguientes resultados:

Image
Figura 4: boletín del análisis del terreno

En la tabla siguiente, se ha especificado las laboraciones del terreno y los medios técnicos utilizados en last res zonas. La diferencia entre el Testigo y los Test 1 y 2, ha sido únicamente a la siembra, de modo que en el Testigo no se ha realizado ningún abonado y los Test se han abonado con cantidades distintas del mismo fertilizante ecológico (Power BioAger) como se ha dicho antes.

Image
Tabla 1: labores y medios técnicos utilizados en las tres zonas

Cuarenta y siete días después de la siembra, se han sacado fotos que mostraban el trigo germinado y su aparato radicular donde se evidenciavan notables diferencias entre los Test y el Testigo.

Image
Figura 5: raíces del Testigo, protocolo nutricional de la finca
Image
Figura 6: raíces de las plantas del Test 1, Power BioAger a 100 kg/ha
Image
Figura 7: raíces de las plantas del Test 2, Power BioAger a 50 kg/ha

Sucesivamente, a la espigatura se ha medido la altura de 10 plantas de cada test y contado el número de espigas por metro cuadrado. A continuación, durante la cosecha se ha llevado a cabo una estimación por hectárea del rendimiento de los tres casos en estudio y los resultados son: 26 quintales en el Testigo, 32 quintales en el Test 1 e 36,5 quintalees en el Test 2 (gráfico 3).

Image
Gráfico 1: n° espigas
Image
Gráfico 2: altura (cm) plantas de trigo a la cosecha
Image
Gráfico 3: rendimiento por hectárea (ql/ha)
Image
Tabla 2: número de espigas por metro cuadrado
Image
Figura 10: cosecha testigo
Image
Figura 11: cosecha Test 1, Power BioAger 100 kg/ha
Image
Figura 12: cosecha Test 2, Power BioAger 50 kg/ha

Más tarde, en el laboratorio agronómico de Cerea FCP, hemos efectuado un análisis para recavar el peso de mil semillas (g) y el peso específico aparente (kg/hl).

La humedad del trigo en el momento de la cosecha era de un 17%. Luego, el trigo se ha secado y el porcentaje de humedad sucesivo ha sido del 12%, lo que supone una pérdida de producto del 3%.

Image
Tabla 3: peso de las semillas, peso específico y rendimiento por ha
Image
Grafico 4: peso (g) de 1000 semillas
Image
Grafico 5: peso específico aparente (kg/hl)

Conclusiones

De los resultados obtenidos se evidencia que con el empleo de Power BioAger en el abonado starter a la siembra, se han registrado rendimientos por hectáreas más altos con una calidad del producto superior: peso de las semillas más alto, peso específico aparente mayor. Desde el punto de vista del desarrollo vegetativo se ha observado un aparato radicular más desarrollado y una altura de las plantas mayor con más espigas por metro cuadrado (el doble respecto al Testigo en el Test 1).

La dosis pos hectárea que ha ofrecido mejores resultados en términos de producción, ha sido el Test 2 (36,5 ql/ha). El Test 1 (100 kg/ha) ha dado al cultivo una predisposición mejor en las fases iniciales (más plantas por m2), favoreciendo un óptimo macollaje pero que se ha traducido en producción desde el momento en que, en las fases de encañado y maduración, no ha sido sostenida por una nutrición adecuada.

Emplear productos de calidad con las mejores tecnologías tiene como objetivo producir más con menores recursos. La estrategia Farm to Fork pone objetivos desafiantes y la labor del sistema agrícola y de toda la cadena, será aquella de innovar y perseguir un desarrollo siempre más sostenible.

Estratégias nutritivas para el viñedo: el abonado otoñal

Un correcto abonado del viñedo previene y evita los daños causados por las carencias nutricionales.
Abonar al final del ciclo productivo favorece un óptimo desarrollo de las plantas y una mejora cualitativa de las uvas.

La agricultura de precisión, el usos de los sistemtas satelitales y mapas de prescripción además, permiten la optimización del uso de los fertilizantes.

El abonado en otoño tras la cosecha, antes de la caída de las hojas, es una práctica cultural que no debe ser subestimada. Es el momento mejor para reintegrar al terreno aquello que ha sido usado por la planta durante el ciclo y permitir a la vid crear las reservas que le servirán para afrontar el invierno y la próxima campaña.

Los macronutrientes fundamentales: nitrógeno, fósforo y potasio deben estar disposibles para la planta en el momento justo, de manera que se pueda garantizar una nutrición adecuada ya desde las primeras fases. El fósforo es de gran importancia; se trata de un elemento poco móvil en el terreno por lo que es necesario aportarlo no sólo en la cantidad justa sino también de posicionarlo en modo que pueda ser rápidamente asimilado por las plantas y evitar así posibles carencias y manifestaciones de su síntomas.

Los daños debidos a carencias de los elementos nutritivos se manifiestan a través de una disminución de la fotosíntesis, hojas amarillentas o necrosis, plantas poco desarrolladas, uvas de baja calidad y, en el peor de los casos, pérdida de la producción. Por tanto, es necesario integrar todos los nutrientes con el abonado para que el terreno sea rico y pueda aportar a la planta aquello que necesitará durante su ciclo biológico.

Acabada la vendimia llega el momento de abonar el viñedo y nosotros de Cerea FCP queremos compartir la importancia y las ventajas del abonado en otoño.

Nuestros consejos para el correcto abonado de la  vid

En Cerea FCP queremos seros útiles en la elección del abono ideal que cubran las exigencias de vuestro viñedo y ayudaros durante todo el ciclo productivo de vuestras plantas. Por ello, en los últimos años, hemos desarrollado un paquete productos/servicios para optimizar el abonado de la vid.
Este paquete comprende:

- productos granulados y especiales seleccionados, adaptados a cada fase del ciclo vegeto-productivo

- un sistema de medición por satélite que permite monitorar una parcela y evaluar distintos parámetros técnicos en remoto. Para saber más podéis leer el artículo aquí.

En el interior de nuestra línea viñedo, los dos productos recomendados para el abonado son Vinfrutto a una dosis de 300 kg/ha y Bluactive a una dosis de 400 kg/ha.

Vinfrutto es un abono órgano-mineral granulado complejo NPK 8.6.14 con 3% de calcio, 2% de magnesio, 30% de azufre soluble y microelementos (boro, hierro, zinc) con un 2% de nitrógeno orgánico y ácidos húmicos.

El uso de Vinfrutto 8.6.14 en otoño grantiza:

  • una lenta cesión del nitrógeno con una absoricón fraccionada en el tiempo
  • relación C/N que, junto a los ácidos húmicos, estimula la actividad microbiológica del terreno
  • una mejor asimilación del fósforo ya que está ligado a los ácidos húmicos
  • robustez de los tejidos gracias a la presencia del calcio
  • potenciación de los distintos procesos metabólicos así como una menor incidencia de carencias nutritivas gracias al magnesio, azufre y los microelementos presentes 
  • un mejor cuajuado de los frutos gracias a la presencia de potasio y azufre
  • un aumento del grado Brix ya que el zinc y el potasio intervienen en los procesos de producción de los azúcares.

Blueactive es un abono mineral granulado complejo NPK 11.11.16 con un bajo contenido de cloro, con 2% de magnesio, 30% de azufre soluble, boro y zinc.

El uso de Bluactive 11.11.16 en otoño garantiza:

  • una liberación gradual de los nutrientes limitando las pérdidas
  • una nutrición adecuada ya desde las primeras fases 
  • una mejor absorción del fósforo dada su solubilidad 
  • una menor incidencia de carencias nutritivas gracias a la presencia de los microelementos 
  • un aumento de la actividad fotosintética ya que contiene magnesio y azufre
  • una mejor fertilidad de la flor debida a la presencia de boro y un aumento en el cuajado gracias al azufre y el potasio solubles
  • un incremento del grado Brix dado que el zinc y el potasio intervienen en los procesos de producción de los azúcares.

La opinión de nuestros clientes es nuestro mejor eslogan

En Cerea FCP creémos que el mejor modo para avalar la eficacia de nuestros productos y la calidad de nuestro trabajo, sea a través de los feedback que recibimos de nuestros clientes.

Os contamos brevemente la experiencia Cerea FCP acaecida durante el 2019 en colaboración con una finca vitivinícola ubicada en la colina Marchigiana. Nos encontramos un viñedo con producción de verdicchio donde, al final del ciclo, aparecían síntomas de carencia, rendimiento escaso y baja calidad. 

Según la información dada por Filippo Paolasini, agrónomo de la finca, el viñedo manifestaba algunas áreas con fuertes deterioros vegetativos y un amarilleamiento de las hojas muy generalizado.

Para profundizar mejor en los problemas encontrados y dar una repsuesta, hemos llevado a cabo un estudio basándonos en el análisis del terreno del 2015 que la finca nos ha facilitado y un análisis de los pecíolos foliares (primavera 2019) y dividiendo la parcela en dos áreas.

Figura 1. Vista aérea de la repartición de los terrenos examinados y de la posición de las dos muestras TC1 y TN2

A partir de los resultados del análisis del terreno, se observa que el terreno muestra 1 posee una textura arciolloso-limosa (contenido de arcilla 36%). Se trata de un terreno fuertemente calcáreo  con un porcentaje de cal activa muy elevada (174g/kg), un pH de 8,1 y una CSC de 21.5 meq/100g.  Esta combinación con el terreno arcilloso, disminiye mucho la disponibilidad efectiva de los elementos nutritivos (insolubilización debida a la formación de sales).

En cuanto al terreno muestra 2 se puede observar una textura arcillosa (48% de arcilla), es un terreno fuertemente calcáreo con excesiva presencia de cal activa (168 g/kg) y un pH de 8,1. Su CSC es incluso más elevada, 24,9 meq/100g. Sin embargo, como en el caso anterior, esta combinación con el terreno acilloso disminuye mucho la disponibilidad efectiva de los elementos nutritivos. 

Image
Tabla 1: resultados del análisis del terreno

Además, a partir de la tabla se puede observar que el fósforo asimilable en ambos terrenos es muy escaso. Esto es debido principalmente a la fuerte presencia de cal activa y el pH elevado igual a 8,1. El fósforo es un elemento poco móvil en el suelo, cuya absorción se ve influenciada seriamente por un pH alcalino, factor que provoca una insolubilización a través de la precipitación del fósforo en Fosfato de calcio.

Sucesivamente, en la campaña 2019 (primavera) hemos llevado a cabo un análisis de los pecíolos foliares recogidos justo después de la floración (hoja opuesta al racimo) con la intención de evaluar su contenido en: calcio, magnesio, cobre, hierro, zinc y manganesio (ver tabla 2).

Image
Tabla 2: resultado del análisi de los pecíolos foliares expresado en ppm

Comparando los datos obtenidos con aquellos referidos en bibliografía, podemos afirmar que los elementos Calcio y Magnesio presentan valores inferiores a aquellos considerados óptimos [1]

 (3.000-5.000 ppm para el magnesio y 10.000-30.000 para el calcio).  Por lo que a Cobre y Zinc se refiere, los valores encontrados son superiores, mientras que en el caso del Hierro y el Manganesio están dentro de la media.

A pesar de que el análisis del terreno mostraba un valor para el Magnesio intercambiable medio (TC1) y elevado (TN2), con una relación Mg/K óptimo en ambos terrenos (3,3 y 4,1), las características físicas y químicas del suelo en realidad (textura arcillosa, cal activa y CSC elevado, pH 4,8) provocan una reducción de la disponibilidad del magnesio. En tales condiciones Magnesio y Potasio entran en competición favoreciendo la absorción y asimilación del K perjudicando el Mg. Motivo por el cual, sea en el análisis de los pecíolos que en las plantas en sí, se han encontrado valores y síntomas debidos a su carencia.

[1] Grapevine Nutrition, Mark L. Chien, Penn State Cooperative Extension,Lancaster, PA,  lc12@psu.edu
Image
Figura 2. Síntomas evidentes de carencia de magnesio en hojas viejas (10/09/19) -Foto tomada por F.Paolasini.
Image
Figura 3. Síntomas evidentes de carencia de fósforo (10/06/19) - Foto tomada por F. Paolasini.

De la figura 2 se pueden apreciar síntomas de carencia de magnesio en las hojas más viejas: amarilleamiento con nérvios más señalados en verde. Sin embargo, en la figura 3 se observa una falta de desarrollo de las plantas, poca vegetación, además de una floración muy escasa, síntomas debidos principalmente a la falta de absorción del fósforo en las fases iniciales.

Tras el estudio de los datos recogidos y de la experiencia del agrónomo Filippo Paolasini, el departamento agronómico de Cerea FCP ha sugerido una estratégia nutricional mirada, con la finalidad de resolver estas deficiencias.

Se ha recomentado por tanto, el uso de  Vinfrutto 8.6.14 a unas dosis igual a 300 kg/ha en el abonado de otoño y una segunda aplicación antes de la abertura de las yemas en primavera. Además, se ha aconsejado realizar un abonado enriquecido con Fósforo privilegiando las técnicas de distribución capaces de aportar el abono cerca del aparato radicular (utilizando un subsolador, ver figura 4).

Image
Figura 4. ESubsolador de abono. Foto Arizza Srl.

Hemos querido preguntar al agrónomo Paolasini su experiencia con los productos Cerea FCP; a continuación os dejamos un breve comentario referido a la colaboración emprendida con la finca agrícola:

Soy Filippo Paolasini, agrónomo. He utilizado el producto Vinfrutto en el abonado primaveral en un viñedo ubicado en la provincia de Ancona. La elección ha sido tomada en base al análisis foliar realizada por Cerea FCP que ha mostrado, cruzando los datos con el análisis del terreno, algunas deficiencias nutricionales debidas a desequilibrios en el balance Mg/K. Aportando Vinfrutto en primavera y  otoño hemos conseguido mejorar la eficiencia de la absorción de algunos elementos (magnesio y fósforo principalmente) obteniendo una mejora neta en el desarrollo de las plantas

Soluciones estratégicas para el abonado otoñal del trigo

Un abonado correcto del trigo en otoño permite obtener más plantas por m2 y una densidad de espigas más alta. Además, el utilizo de mapas de prescripción y el control por satélite disminuyen los residuos y optimiza las dosis de fertilizantes.

El abonado es una practica a la cual prestar mucha atención en todas las estaciones del año, también en otoño.

Se acerca la época de siembra del trigo y nosotros de Cerea FCP queremos compartir la importancia y las ventajas del correcto abonado de fondo.

El abonado de fondo tiene como finalidad la reintroducción de los elementos nutritivos que las plantas han asportado durante el ciclo productivo, en modo de mantener constante la fertilidad del terreno. Nitrógeno, fósforo y potasio son macronutrientes fundamentales para el crecimiento del trigo y, por este motivo, es necesario que queden a disposición en el momento justo (fósforo y potasio principalmente en las primeras fases y el nitrógeno desde la época de encañado en adelante). En particular, aportar fósforo durante la siembra es importante para garantizar una buena germinación, un óptimo desarrollo radicular y un buen ahijamiento.

El fósofo es muy poco móvil en el terreno (pocos mm al año) y por tal razón debe posicionarse cerca de las raíces. Por tanto, aportar un abono en el momento de la siembra facilita los procesos de absorción y aumenta la eficiencia del uso de nutrientes.

Nuestra propuesta nutricional para el trigo

Cerea FCP ha preparado un paquete de productos y servicios para optimizar el abonado del trigo duro y blando. La solución comprende:

  • productos granulados y especiales adaptados a cada fase del ciclo vegeto-productivo
  • un sistema de monitoreo vía satélite que permite observar la parcela y hacer valoraciones técnicas directamente desde el ordenador. Hemos tratado el argumento aquí.

En el interior de nuestra línea trigo, proponemos dos productos Granoro y SuperPower Plus: el primero es ideal para el clásico abonado de fondo en pre-siembra (300-400 kg/ha) y el segundo perfecto para el abonado Starter aplicado directamente en el surco de siembra (30-50 kg/ha).

Granoro 10.20 es un abono granulado complejo, órgano-mineral con 10% de nitrógeno, 20% de fósforo, 4% de calcio, 20% de azufre, 7.5% de carbono orgánico (principalmente ácidos húmicos).

El uso de Granoro 10.20 garantiza:

  • una relación equilibrada entre nitrógeno y fósforo
  • un elevado contenido de fósforo soluble rápidamente utilizable por parte de la planta
  • una asimilación más fácil de los nutrientes gracias a los ácidos húmicos
  • uniformidad en la emergencia y el desarrollo óptimo del aparato radicular
  • aumento en el contenido proteico por la presencia de azufre soluble
  • un mejor ahijamiento
  • un aumento en el número de espigas por m2
  • un mayor número de espiguillas.

A continuación los resultados en campo obtenidos aplicando Granoro 10.20 a 330 kg/ha en el abonado de fondo otoñal.

Image
Figura 1: porcentaje de emergencia 48 días después de la siembra. Resultados obtenidos por Cerea FCP comparándo dos parcelas con la misma variedad de trigo (Artù SN): derecha abonado otoñal con Granoro 10.20 a 330 kg/ha, izquierda sin ningún abonado (2017/2018)
Image
Figura 2: número de espigas por m2 seis meses después de la siembra. Resultados obtenidos por Cerea FCP comparándo dos parcelas con la misma variedad de trigo (Artù SN): derecha abonado otoñal con Granoro 10.20 a 330 kg/ha, izquierda sin nigún abonado (2017/2018)

SuperPower Plus 9.29 es un abono microgranulado, mineral complejo con 9% de nitrogeno, 29% de fósforo, 4% de calcio, 15% de azufre con boro y zinc. Es un producto ideal para un abonado durante la siembra, en contacto directo con la semilla.

El uso de SuperPower Plus 9.29 garantiza:

  • una relación equilibrada entre nitrógeno y fósforo
  • un elevado contenido de fósforo soluble rápidamente utilizable por parte de la planta
  • una nutrición equilibrada ya desde las primeras fases
  • una mejor absorción del fósofo, ya que se encuentra cercano a las raíces
  • un mayor número de espigas por m2
  • un incremento en el contenido proteico de la semilla gracias al azufre
  • un aumento en la eficiencia del uso de los fertilizantes
  • uso de dosis más bajas
  • alta uniformidad en la distribución y la posibilidad de aplicarlo directamente con la semilla.

A continuación los resultados en campo obtenidos aplicando SuperPower Plus 9.29 a 50 kg/ha directamentee en el surco de siembra.

Image
Figura 3: porcentaje de emergencia 48 días después de la siembra. Resultados obtenidos por Cerea FCP comparando dos parcelas con la misma variedad de trigo (Artù SN): derecha abonado otoñal con SuperPower Plus 9.29 a 50 kg/ha, izquierda sin nigún abonado (2017/2018).
Image
Figura 4: número de espigas por m2 seis meses después de la siembra. Resultados obtenidos por Cerea FCP comparándo dos parcelas con la misma variedad de trigo (Artù SN): derecha abonado otoñal con SuperPower Plus 9.29 a 50 kg/ha, izquierda sin nigún abonado (2017/2018).

Mapas de prescripción

Las nuevas tecnologías nos permiten cultivar en modo más consciente complementando las técnicas tradicionales con instrumentos de agricultura de precisión.

Cultivar bien no es sólo aportar el nutriente adecuado en el justo momento, sino distribuir los productos en modo más eficaz.

¿Cómo conseguir este objetivo?

Agricolus pone a disposición un instrumento de agricultura de precisión que permite realizar mapas de la parcela en un número definido de áreas con esigencias nutritivas distinas. La finalidad es optimizar el abonado asociando a las zonas con las mismas necesidades (zonas homogéneas) la unidad de fertilizante más adecuada, creando así un mapa de precisión.

Las ventajas de las que podras beneficiarte en el utilizo de un mapa de precision para el cultivo del trigo son:

  • aportar la cantidad de fertilizante correcta para la planta
  • disminuir los residuos
  • reequilibrar los nutrientes del terreno
  • optimizar el crecimiento de la planta
  • garantizar un menor impacto ambiental del fertilizante.
Image
Figura 5: ejemplo de mapa de prescripción para el abonado del trigo

Conclusión

A partir de las pruebas en campo realizadas, podemos observar como efectuar un correcto abonado de fondo en el trigo con Granoro o con SuperPower Plus (a la siembra), permite obtener un aumento de la emergencia (más plantas por m2) y una densidad de espigas más alta por m2.  Por último el utilizo de mapas de precisión y el control satelital consiente reducir los residuos y optimizar la dosis de fertilizante en las distintas fases vegetativas.

Para mayor información sobre nuestro paquete trigo y los mapas de prescripción, contáctanos rellenando el siguiente form.

El cultivo del tomate de industria: nuevas estratégias de nutrición

Frutos más grandes, grado Brix más alto y una posición mejor en el mercado: estos son los resultados obtenidos de las pruebas en campo conducidas en el tomate de industria por parte de Cerea FCP.

La importancia del tomate de industria para la agricultura italiana

Italia es uno de los principales productores de tomate de industria en Europa. El cultivo del tomate de industria en 2019 ha alcanzado una superficie total de 77.437 hectáreas, con un aumento de aproximadamente el 7% respecto al año anterior. En 2019, sólo en el norte de Italia, la producción ha llegado a un total de 24.697.706 quintales representando el 51% aproximadamente de la producción nacional.
(Fuente datos ISTAT)

En los últimos años la agricultura ecológica ha sido protagonista de un fuerte crecimiento. En particular, en 2020 la producción de tomate de industria con un sistema ecológico ha alcanzado una superficie igual a 3.451 hectáreas. Este cultivo en regimen ecológico encuentra espacio principalmente en la provincia de Ferrara, donde ocupa 2.212 hectáreas, seguida por Ravena (416 ha), Parma (247 ha), Verona (173 ha) y Plasencia (120 ha).
(Fuente datos greenplanet.net)

Estos datos evidencian la creciente importancia del cultivo del tomate de industria para la economia de nuestro territorio. Para llegar a los Standard requeridos por el mercado, es necesaria una atención particular desde el punto de vista nutricional y agronómico. Por tanto, es fundamental invertir en la búsqueda de abonos específicos, en grado de cubrir las esigencias nutricionales durante todo el ciclo cultural.

En Cerea FCP queremos responder a estas esigencias, proponiendo abonos y productos especiales que aseguren producciones con determinadas caracteristicas físicas y organolépticas.

La propuesta nutricional de Cerea FCP

Para comparar nuestra propuesta nutricional con las prácticas habituales de una finca, sea en ecológico que convencional, durante el 2020 hemos llevado a cabo pruebas en el tomate de industria. Los test han sido estructurados subdividiendo las parcelas en dos áreas: uno con el método nutricional de Cerea FCP, otro manteniendo las prácticas habituales de la finca.
En el interior del área de cultivo se han realizado dos extracciones (casuales) en un metro cuadrado de superficie en tres puntos distintos (total 3m2 para cada test).

Las pruebas se han llevado a cabo con el objetivo de:

  • Aumentar el rendimiento productivo
  • Mejorar la consistencia del fruto
  • Aumentar el contenido de azúcares (grado Brix más alto)

Prueba en agricultura convencional (Veneto)
En la propuesta nutricional Cerea FCP se han utilizado los siguientes productos en fertirriego:

  • Calcito: correctivo con ácidos caboxílicos que actúa como activador del sistema radicular.
  • Proser MnZn: mezcla de microelementos a base de Zinc y Manganesio vehiculados por los ácidos carboxílicos.
Tabla 1: protocolo de tratamiento del tomate de industria en agricultura convencional

Poco antes de la recolección, hemos extraído muestras de las cuales hemos recabado:

  • Rendimiento frutos rojos (kg/m2)
  • Grado Brix

Los gráficos de las figuras 1 y 2 muestran los resultados obtenidos en la prueba experimental en agricultura convencional.

Figura 1: Producción de frutos rojos (kg/m2). El test Cerea FCP ha producido 9,15 kg/m2 frente a los 7,9 del testigo. Un incremento del 16%. Híbrido UG 11227. Figura 2: Grado Brix refractométrico. El test Cerea FCP (5,4) ha registrado un incremento del 3,8% respecto al testigo (5.2). Híbrido UG 11227.

Prueba en Agricultura ecológica (Emilia-Romaña)
En la propuesta nutricional Cerea FCP se han utilizado los siguientes productos:

  • Verv Plus: hidrolizado proteico de origen animal con aminoácidos, nitrógeno y carbono orgánico, enriquecido con microelementos.
  • Proser MnZn: mezcla de microelementos a base de Zinc y Manganesio vehiculados por ácidos carboxílicos.
  • Proser Ca: abono líquido a base de calcio y ácidos carboxílicos que aumenta la consistencia y elasticidad del fruto.
Tabla 2: protocolo de tratamiento del tomate de industria en agricultura ecológica

También en este caso, poco antes de la recolección, se han extraído muestras de las cuales se han recogidos los siguientes datos:

    • Rendimiento de frutos rojos (kg/m2)
    • Grado Brix
    • Peso medio de los frutos
    • Incidencia de podredumbre apical

Los gráficos de las figuras 3 y 4 muestran los resultados obtenidos en la prueba experimental en ecológico.

Figura 3: Producción de frutos rojos (kg/m2). El test Cerea FCP ha producido 10,3 kg/m2 frente a los 9,0 del testigo. Un incremento del 14%. Híbrido UG 11227. Figura 4: Producción de frutos rojos (kg/m2). El test Cerea FCP ha producido 9,15 kg/m2 frente a los 7,9 del testigo. Un incremento del 16%. Híbrido UG 11227

Conclusión

La propuesta nutricional FCP, tanto en agricultura ecológica como en agricultura convencional, ha dado resultados muy satisfactorios sea por un mayor peso de los frutos que por grado Brix más elevado respecto a la técnica nutricional habitual.

En la prueba en agricultura convencional en el test Cerea FCP se ha obtenido un rendimiento por hectárea más alto (9,15 respecto a 7,90 kg/m2) y un grado Brix más elevado (5,4 frente a 5,2). Esto ha permitido conseguir un precio mayor de 1,1 €/ton igual a 100€ por hectárea sólo como premio de calidad, al cual se le añade el PBC obtenido por el incremento productivo total.

En la prueba en agricultura ecológica se han obtenido resultados similares al convencional. En particular, el test Cerea FCP ha registrado un incremento en el rendimiento (10,3 respecto a 9,0 kg/m2), en el peso medio de los frutos (75,2 g respecto a 65,7), en el grado Brix (4.5 frente a 4.2) y una incidencia de podredumbre apical en los frutos notablemente inferior (2,1 frutos/m2 respecto a 7,5).